SANACIONES ENERGÉTICAS I: Nuestro cuerpo energético. Un poco de historia y teoría

Para empezar quiero explicaros que es la sanación energética, los principios de esta y el estudio que muchos investigadores han hecho sobre nuestro cuerpo energético.

El primer y fundamental concepto que hay que entender pertenece a la física cuántica: estamos hechos de energía y sostenidos por ella. Esto quiere decir que cualquier cosa tiene su campo energético, desde los objetos a los seres vivos. Nuestro cuerpo físico contiene la energía más densa, que es visible para el ojo físico. Esta energía continua formando estratos de energía alrededor de nuestro cuerpo, que no suelen ser visibles, al menos para el ojo no entrenado, esta energía más sutil que rodea el cuerpo físico la denominamos “aura”.

Bien, si decimos que todo es energía, nuestros pensamientos también son energía y por lo tanto también nuestras emociones.

Principios de la sanación energética:

  • El cuerpo humano se sana así mismo
  • El cuerpo humano necesita energía para estar bien
  • La presencia de energía acelera el bienestar del cuerpo físico y del cuerpo energético.

Hoy en día se sabe que la mayoría de los trastornos o dolencias físicas que padecemos son derivados de un estado emocional y mental, es decir, son enfermedades psicosomáticas, esto quiere decir que son procesos psíquicos que tienen influencia en el cuerpo. La medicina reconoce la importancia de los procesos emocionales en la aparición y desarrollo de algunas enfermedades, tales como, hipertensión arterial, ulceras, síndrome de colon irritable, fibromialgia, neurodermatitis, colitis ulcerosa, artritis reumatoide, asma bronquial, enfermedad de Crohn.

A lo largo de la historias ha habido muchos científicos que han hecho estudios sobre la relación entre emociones y procesos de enfermedad.

  • Los griegos ya tenían esto en cuenta.
  • Los doctores H.Burr y F, Northrop, descubrieron que midiendo el campo energético de una semilla podían determinar cuál sería el crecimiento en términos de salud, de la planta que germinara de esa semilla.
  • El doctor Leonard Ravitz, demostró que el campo energético humano fluctúa según la estabilidad mental y psicológica de la persona. Sugirió que hay un campo asociado a los procesos mentales y que la variación de este campo del pensamiento causaba síntomas psicosomáticos.

Pero no son solo estas personas que os acabo de mencionar han investigado esta relación, existen más personas que han estudiado e investigado esto.

Livio Vinardi, científico y profesor dirigió durante 10 años un proyecto de medición objetiva del campo energético humano o aura. Fruto de este trabajo es la biopsicoenergética, nombre que apunta al conocimiento que interrelaciona al ser humano con la naturaleza y el cosmos a través del denominador común de la energía. Según Vinardi todo ser humano posee varias dimensiones (físico, emocional, mental) y cuando estas no se hallan en equilibrio, en armonía, enfermamos. En su estudio, habla de “focos de energía”, estos focos son los conocidos chakras o vórtices energéticos.

Con el fin de dar a conocer este importante descubrimiento, el profesor Vinardi fundo en 1993, la Universidad Internacional de Biopsicoenergética de Norte América, cuya sede está en Florida.

¿Que son los chakras?

Chakra es una palabra sanscrita que significa “rueda”. Los chakras son centros de energía que reciben, envían información y energía vital. Neurotransmisores que conectan nervios, hormonas, emociones. Cuando un chakra está abierto, está recibiendo información del entorno. La función de los chakras es revitalizar nuestro cuerpo físico y ayudarnos en el desarrollo del espíritu. Es importante que nuestro sistema de chakras esté equilibrado y alineados entre ellos.

Los chakras principales son 7 y están conectados a un canal de energía, que discurre por detrás de la espina dorsal y paralelo a esta. Cada uno de los siete chakras afecta a los otros y son interactivos, por eso es importante mantener el equilibrio apropiado. Cada uno de ellos se corresponde con órganos del cuerpo, glándulas, patrones emocionales y psicológicos particulares.

También tenemos chakras secundarios y una red enorme de canales energéticos que recorren nuestro cuerpo. En estos canales es donde actúa la acupuntura.

Si os fijáis a partir de ahora, algun@s ya lo habréis notado, en algunas ocasiones cuando siento una emoción muy fuerte, miedo, rabia, desesperación…podemos notar un nudo, puede ser en el pecho, en la garganta, en la boca del estómago, ¿no os parece casual que justo ahí se encuentren nuestros chakras? Os invito a observar esto a partir de ahora.

Según las terapias energéticas, la enfermedad física aparece cuando nuestro cuerpo energético (pensamientos y emociones) no está nutrido sanamente. Podemos decir que prestar atención a nuestro campo energético es un método de medicina preventiva. No olvidemos que nuestros pensamientos y emociones forman parte de la energía que nos rodea, es decir, si somos personas, negativas, rígidas, celosas, envidiosas, rencorosas…etc, esto afecta a nuestro campo energético. Está claro que todas las personas podemos sentir alguna de estas emociones, pero no me refiero a eso, lo que quiero decir es, cuando una o varias de estas emociones domina nuestras vidas, cuando gestionamos nuestras relaciones desde estos lugares por ejemplo, evidentemente no lo estamos haciendo desde lugares muy sanos y esto si se alarga en el tiempo puede afectar a nuestra energía y de ahí a nuestro cuerpo físico.

Bien ahora voy a hablaros de Ghislaine Lanctot, estudio medicina y ejerció su profesión durante 25 años. Ella comenzó a ver cosas insensatas dentro de su profesión y comenzó a plantearse muchas cosas. Escribió libros muy polémicos tales como “La mafia medica”, la publicación de este libro le costó la expulsión del colegio de médicos. En este libro argumenta que el sistema de sanidad en el mundo atiende a la enfermedad y no a la salud al tiempo que hace vulnerables a las personas al volverles ignorantes, dependientes y consumidores de fármacos. Hoy en día imparte seminarios para ayudar a que la gente tome conciencia del mundo procedente de la curación y la enfermedad. Según ella es el alma el que enferma los demás cuerpos. El cuerpo solo manifiesta el estado del alma, y cuando mi cuerpo está enfermo es porque mi alma está enferma. El cuerpo es como un espejo que refleja lo que pasa dentro. No sirve de nada tratar solo el cuerpo, esto no quiere decir que no tengamos que cuidar nuestro cuerpo, claro que no, pero sí que tenemos que tener en cuenta otras cosas.

La solución que propone es la soberanía individual. Es tomar conciencia, como persona individual, que soy yo la que tiene el verdadero poder, Este poder está en cada uno de nosotros. Si pensamos en el poder más elevado, algunos pensareis en dios, el que sea, ponerle el nombre que queráis, Esto que llamamos dios, energía,…etc., está dentro de nosotros. La solución viene cuando tomamos conciencia de quien somos verdaderamente.

¿Por qué es importante la sanación energética en los procesos de enfermedad?

Porque tiene una visión más holística en este tipo de procesos, porque entiende que cuando estamos sometidos a procesos de mucha carga emocional o mucho negativismo mental, esto repercute en nuestro cuerpo físico, este resultado puede ir desde una simple gripe a una enfermedad grave. Las terapias energéticas atienden a la raíz, mientras que la medicina convencional atiende el síntoma, bajo mi punto de vista esto se queda corto para poder tratar el proceso correctamente si verdaderamente queremos sanar.

Existen varias formas de sanar con energía, de las que os iré hablando por tener experiencia con ellas son Reiki, meditación, sanación akáshica. Por supuesto existen otros métodos donde la energía forma parte de los procesos de sanación, aunque por no tener experiencia no hablare de ellos.

Gema Ruiz

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close